Pago de contenidos en la mente del usuario

 

informe-streaming-kUGF-U40437352962ppH-624x385@RC

El pago se está imponiendo poco a poco al consumo de contenido digital gratuito. El consumo de películas y series online de pago ha aumentado un 13% desde 2011, mientras que el visionado gratuito se ha reducido un 21%, según los datos del estudio ‘La madurez del internauta español’ realizado por Telecoming según datos de la AIMC tras analizar la evolución de los usuarios durante los últimos 13 años.

El 44% de los entrevistados afirma haber realizado algún tipo de compra online durante la última semana, un 13% más que en 2011. Este crecimiento viene impulsado por el papel del smartphone como elemento clave en la transformación de los pagos electrónicos y del consumo de contenidos digitales.

Lo más relevante del estudio, según David Murillo, director de Innovación y Diseño de Telecoming, es que el “único medio de pago que crece es el modelo de pago móvil”. “Es una alternativa clara a otros medios de pago y las generaciones más jóvenes lo consolidarán en los próximos años… ¡Ahora tenemos móvil antes que tarjeta de crédito!”, destaca Murillo.

De hecho, el dispositivo más usado para consumir música, series y películas en streaming por los españoles es el teléfono móvil. “La tendencia del mercado y la alta penetración promueven el consumo de contenidos en el móvil: desde las pantallas, pensadas hoy más para navegar que para hablar, hasta el desarrollo de redes que favorecen el consumo de datos frente a la voz”, afirma el experto.

Asimismo, el cambio “más significativo” de los próximos años se va a basar en la evolución del modelo de la publicidad al pago por suscripción. “Acabaremos pagando por eliminar la publicidad y mejorar la experiencia”, dice Murillo. Además, el consumo de contenidos en streaming también evolucionarán hacia el pago por acceso a dispositivos conectados: “comenzar una serie en el metro y terminar de verla en la televisión del salón”.

El soporte digital supera al físico

La tendencia se repite en el consumo de otro tipo de contenidos, en el que los modelos de pago se imponen paulatinamente frente al contenido gratuito. Es el caso de la descarga de libros electrónicos, cuyo pago ha aumentado en un 8% entre 2011 y 2016; seguida de la música en streaming (+5%); los juegos online (+2%); y la descarga de música, películas y series (+1%).

Además, 2016 ha sido el año en el que los formatos digitales han superado con un 61,2% de cuota de mercado al tradicional formato físico, que se ha reducido al 38,8%. El auge de las plataformas de música en streaming son una de las principales razones. Así, el mercado de la música digital superó los 100 millones de euros de facturación, de los que un 62% corresponden a suscripciones de usuarios a este tipo de servicios. Asimismo, un 25% proviene de música en streaming financiada por publicidad y solamente un 10% corresponde a descargas de internet.